actividad

Un grupo de hombres del pueblo van a buscar el abeto más grande del bosque, que se planta fuera de la villa. El día 23 por la noche se enciende el Taro, se bendice y se arrastra por todo el pueblo hasta la casa del alcalde. Durante el recorrido, los jóvenes saltan por encima del Taro, acompañados por música, folklore y danzas.
Más actividades de esta comarca Val d’Aran